Archivo | octubre, 2011

First contact with La Casera

12 Oct

Después de casi un mes y medio, por fín hemos conseguido contactar con la casera de nuestro piso. Cuando le he preguntado por qué no devolvía nuestras llamadas me ha dicho que no tenía tiempo, por lo visto ha estado muy ocupada demostrando que es posible pelar una naranja con forma de toroide de dimensión N y con K agujeros en un espacio de Riemann-Casanchi y con una métrica de Nagata-Smirnov sin tener que separar el cuchillo de la superficie más de (N^5-K^2)/(N+K) veces. Por cierto, resultado que ya conocíamos en este piso (incluso Fran demostró que la forma óptima es un patrón oblicuo de tipo Urysohn).

En fin, le he explicado por qué hemos pagado menos dinero este mes y cuando le he dicho que básicamente estamos comprando sacos de ostias para mojarlas en Redbull y tomárnoslas antes de ir a dormir no ha puesto ninguna  pega. También hemos hablado de las reparaciones necesarias del piso y me ha dicho que se pasará con sus hijos algún fin de semana para arreglar los desperfectos. Le he comentado que mi persiana no abre bien, el grifo de la cocina gotea etc y también que el cocodrilo se ha muerto, en ésto me ha intentado dar largas pero he revisado el contrato y esta bien claro: “alquiler piso Andrés Mellado […] amueblado y con un cocodrilo”.

De todas formas la mujer al final se ha portado bien, nos va a traer una ensaladera de regalo llena de aceitunas y fotos de ex agentes de la KGB que tiene tiradas por su casa. Ya me despido, pero tened en mente que uno de estos findes aparecerán los hijos de la casera por aquí, no sé cómo va a resultar todo, pero me da la sensación de que va a ser como si de repente te encuentras en el AhoraMas a Benedicto XVI con una sudadera de El Niño y la capucha puesta, se te acerca y te pregunta ¿dónde está la mojama?.

Tótems a precio de ganga

9 Oct

Suponemos que a determinadas personas esto les puede parecer raro, una gilipollez, un acto esquizoide. Pero en Condumio Moreno tenemos un tótem. Incluso es posible que Condumio Moreno se formase a partir de este elemento cargado de simbolismo que tántas veces ha sido testigo de nuestros rituales. Tiene mucho poder, todo gira entorno a él, es el macho alfa del piso incluso sin tener vida, somos una manada de lobos en celo auyando a la luz de la luna. Da miedo pero bajaremos al sótano, una voz nos llama.

Para aclarar las cosas, diré que el tótem en que nos marca la senda es un cuadro de un joven Jackie Chan muy saturado. Atrae a las mujeres, que se pelean por él, quieren sentirlo con sus manos, manosearlo. Son moscas adorando un trozo de mierda. Y los señores de la casa experimentamos mutaciones genéticas espeluznantes al estar cerca de él, nos invade una virilidad nunca vista desde que se prohibió fumar en las gasolineras.

Tótem and company

Aquí vemos cómo el tótem vuelve a las andadas, nos pone al límite.

Mirad en la foto, qué feliz es la joven que tiene el tótem en sus manos, quasi orgásmica. Y la otra cara de la moneda, una señorita que envidia a su compañera, no tiene tótem y no le queda alcohol en la botella; la peor noche de su vida. El ying y el yang en Condumio Moreno.

Por otro lado analizamos a Carlos, sus ojos brillan de un modo especial por encontrarse a escasos centímetros del fascinante retrato, se siente intocable, está en lo más alto. La caída puede ser muy dura, pero al menos jugamos en casa. Recordad estas palabras: “Yahoo”.

LA HERENCIA DEL SAPO

8 Oct

Estimados lectores, en los posts anteriores se les ha engañado. En estos primeros días, en los terrenos de condumio moreno no sólo hemos sido cinco duendecillos conviviendo juntos, sino que también ha estado Claudio, nuestro sapo, transporte de Aleix por el reino de condumio y también nuestra mascota.

Han sido muchas cosas las que nos ha enseñado Claudio en este corto período, hasta el punto de que Aleix llegó a soñar una noche con mover la lengua como lo hacía Claudio. Él creía que su sueño era verdadero, que lo había conseguido. No se dio cuenta de que era una fantasía hasta que vio que estaba mojado. Se había meado.

Multitud de comentarios han circulado por nuestro reino acerca de Claudio, hasta se cree que fue un antiguo príncipe del reino convertido en sapo por el hechicero Fran. Por si acaso, Albertillo le ha estado construyendo una casa, qué digo, una mansión, un palacete digno del príncipe que en otro momento fue. En condumio, créanme queridos lectores, hemos intentado persuadirlo, hacerle entrar en razón, sin resultado. Alberto ha alegado que la casa debe hacerla para un proyecto de su universidad, pensando que así le dejaríamos en paz. Sí, claro, el muy loco se cree que nos lo vamos a creer, já. En ese instante, Adrián, que no podía soportar ver a su hermano en aquél estado de inconsciencia, se marchó de casa. Esa es la verdadera explicación de por qué Adrián está viviendo con los mendigos. Seguramente creyó a Alberto capaz de besar al sapo para que se transformase en aquel imaginario príncipe y esa imagen jamás podría quitársela de su retina.

Desafortunadamente, Claudio ya no está con nosotros. Sin embargo, es mucha la herencia que nos ha dejado. No sólo lo digo por los consejos que le ha transmitido a Aleix, sino también por ciertos animalillos de los que se alimentaba, unos grillos, que de repente han aprendido a cantar. Cánticos de dolor ante la marcha de nuestro querido Claudio. Ahora condumio moreno cuenta con su propio bosque de grillos, y yo nunca más necesitaré despertador.

Cabello de Engels

6 Oct

En Condumio Moreno no siempre estamos todos los que somos, ni somos todos los que estamos. Aleix se ha ido a pasar unos días en libertad a su tierra natal. A las Islas Petitsuise. Desde ahí nos transmite su emoción vía fax al ver que las cosas no cambian, el tiempo no pasa: “El mar sigue donde estaba, y ahora es época de cosecha de ensaimada. Los árboles están preciosos con ellas, y los hombres armadillo han empezado la recolecta. Todo sigue en su lugar, tal y como lo recordaba.”

ensaimada

"Parece que está madurita. Està mel. Pa la cesta!"

 

La reina del baile

5 Oct

Es un buen cometa el McNaught, uno de los más divertidos y aleatorios. Lo que mucha gente no sabe, es que en él se encuentra algo que creemos muy nuestro. En el McNaught se encuentra la esencia del Latin Lover* (a partir de ahora LL). Allá por el 2007 pasó relativamente cerquita, y soltó su magia. La cola del cometa, su cabellera, va desprendiendo constantemente partículas de LL. Algunas de ellas cayeron sobre la tierra y algunos afortunados quedaron impregnados, pasando de cero a LL en pocos segundos. Cuenta la leyenda que si le comes el rabo al McNaught todas las mujeres del mundo caerán rendidas a tus pies. Este acto tan cósmicamente gay puede ser el paso a la gloria. Por suerte, esto nunca ocurrirá porque sería la muerte inmediata.

Cometa

Mirad cómo suelta LL por doquier.

Pues una vez instruidos, os puedo comentar que Carlos, miembro de Condumio Moreno, ha sido bendecido con la esencia LL. Le dio de lleno y se ha convertido en un bailarín profesional, chorrea LL por los cuatro costados. En Condumio Moreno todos bailamos muy bien, pero lo suyo ya es otro nivel. Podría bailar sobre tu tumba sin resultar ofensivo. Es más, le aplaudirían a lo grande. Qué arte! No hay estilo que no controle, y mejora por días. Quizás a final de año, principios del siguiente, pueda controlar la voluntad de las personas con un simple meneo de cadera… eso sí que es un arma de doble filo. Benditos LL, gracias por dejar a la altura del betún a los simples mortales (qué chungo dar las gracias por esto eh?).

*En verdad todos los cometas desprenden esencia LL. Eso explica la esxistencia de LL desde tiempos inmemoriales. Nos centramos en el McNaught porque es el que influye directamente en nuestra historia.

Mañanas de flor y nata, buenos días princess.

4 Oct

Green Condumio Moreno. En Condumio Moreno somos muy eco, ecofans, ecomadness. Reciclamos mucho, evitamos encender las luces (complejo vampírico), nos ponemos mucha ropa verde y nos lavamos los dientes con el agua del lavavajillas. Nuestro ideal sería llegar a tener un impacto medioambiental equivalente al de una camada de zorritos, la huella de carbono de David el gnomo. Y somos mucho de ir a pie (pero esto es más por agarrados y rácanos que otra cosa) y de usar el metro (a veces).

Pero el metro, ay amigos el metro. En hora punta el metro puede ser tu sentencia final. Habías pecado mucho la noche anterior y el metro te devuelve la ostia a las ocho de la mañana. Es la locura, es como si en el vagón de metro hubiese un enano repartiendo pepitas de oro a los viajeros, todo el mundo quiere entrar, todo el mundo aprieta las nalgas cual maestro de esgrima clavando el florete por conseguir un trocito de metal precioso. Tranquila señora, usted ya, usted ya está dentro, deje, deje…. deje de empujar!! (las ancianas suelen ser las peores, apisonadoras de muchedumbre, el león en la jaula de monos, vaya fiesta que tiene).

Y una vez arranca el artefacto, empieza el juego. No sabéis aún de qué hablo, pero seguro que os sonará.

Preparación del juego: Un entorno cerrado, con espacio minúsculo por persona. La gente no habla entre ella, desconocidos o mudos, a saber.

Primer turno, pistoletazo de salida: Estás sobreviviendo en la lata de sardinas y entonces… fuzzzeerdo!! Te viene un tufo a la nariz, la peste porcina. Sabes que alguien de tu círculo cercano se acaba de aliviar a costa de todos. Menudo crack, la bolsa ha caído en picado.

Desarrollo: Sin hablar con nadie, observas, buscas sospechosos. El Cluedo del gas, La herencia de la tía Mierdas. Examinas y sacas tus propias conclusiones. Ha sido ese!! Me juego la vida a que ha sido ese!! Vaya moral que tiene el tío, desayunando judías a puñados. Desgraciado!! (se pueden añadir peores insultos, eso sí, todos son en nuestra psique, ninguno sale a la luz. Ver, oír y callar).

Fin del juego: Te bajas en tu parada, has ganado (o perdido?). Es un juego en el que nadie pierde, pero a su vez pierden todos. Incluso el del cuesco, que podría autoproclamarse ganador, seguro que lo ha pasado mal sabiendo que toda esta gente podía disparar sus sospechas hacia él y acertar, el centro de la diana era su débil culo.

Metro game

En Japón también juegan. Miren cómo le cambia la cara a la señora. Por favorrr, hágalo en su casa mujer.

Vaya juego de enfermos mentales, pero señores, estas cosas pasan, en Condumio Moreno lo sabemos. Ir en transporte público tiene un precio adicional. Eso sí, el Lord de las Trufas no respeta el medio ambiente, Don Pedetes sí que va dejando huella.

Vaya movidas…

3 Oct

Pues eso, este fin de semana como todos los sábados en Condumio Morenos nos juntamos al medio día para hacer nuestra paellita. Todos los ingredientes haciéndose a fuego lento, echamos el arroz, le damos un par de vueltas y lo dejamos reposar. Pero el azar es caprichoso, y cual grata fue nuestra sorpresa cuando vimos cómo quedó el cotarro. Sí, condumios de diferentes categorías tamaños y colores se agruparon para formar el rostro de una señora. El exorcista ha dicho que no nos preocupemos, que estas cosas pasan…