Poemas de Babilonia IV

3 Jul

Tengo las manos de caramelo,

tengo las manos de un mono en celo.

Con una de ellas aprieto tu cuello,

con la otra señalo la luna en el cielo.

De hojalata está lleno mi bolsillo derecho,

merluza adobada golpea tu pecho.

La orgía ha empezado, tu tienes tres huecos,

somos cinco rumanos con coca y secretos.

Ahora te arrepientes de haber venido

al ver a tu perra comiendo tu higo,

al ver la galaxia reflejada en su hocico,

al ver que ni Juan Tamariz recobra el sentido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: